lunes, 17 de mayo de 2010

Argentina abrazó a Argentina, por el hambre cero

por Pablo Sieira
Una vez más, la música demostró ser “un gran remedio para un gran mal“, como dijo el poeta. El festival solidario “Argentina abraza a Argentina” logró convocar ayer a 50 mil personas que disfrutaron durante toda la tarde del show variopinto que ofrecieron Los Auténticos Decadentes, No Te Va Gustar, Vicentico y Los Cafres, entre otros. El actor Ricardo Darín se cargó al hombro la conducción del evento, que se realizó en La Pampa y Figueroa Alcorta, donde se juntaron 230 mil paquetes de arroz, fideos y polenta. Fueron los primeros ladrillos de la “Torre del Hambre Cero” que se propone construir la Red Solidaria, organizadora del show.

La gente se empezó a reunir desde las 15:00 al calor de un sol débil, pero siempre necesario en cualquier domingo frío. Mientras empezaban a circular los primeros mates entre los grupos, Darín y el dirigente de Red Solidaria, Juan Carr, se pusieron la camiseta de presentadores oficiales. “Hoy encaramos el desafío de expresar cuánto nos valoramos y nos queremos entre argentinos. Si nos esforzamos, podemos concretar un hecho histórico”, exclamó el ganador del Oscar ante un aplauso masivo. Desde ese trampolín, saltaron al escenario el músico y periodista Walter Domínguez, autodefinido “rockero al que no le gusta el rock”, y Miranda.
Darín y Carr, junto a la dirigente social Margarita Barrientos organizaron esta segunda parte del festival “Argentina abraza a Chile” con el objetivo de construir una simbólica “Torre del Hambre Cero”, donde cada ladrillo fuera un paquete de arroz, polenta o fideos donados por el público. Y qué mejor para cumplir con este noble fin que invitar a todos los artistas que se quieran sumar y que puedan reunir a poco más de 50 mil almas. Por eso, por el escenario también pasaron D-Mente, Estelares, Árbol, Los Tipitos, Los Cafres y Fidel Nadal. Y desde el otro lado del charco, llegaron los muchachos de No Te Va Gustar. Un mezcladito interesante que, en este contexto, demuestra no sólo por plata baila el mono.
Pasadas las 19:00 las camperas gruesas y las bufandas eran ya inevitables. Pero duraron poco, porque bailando el frío ni se siente. Y si en el escenario están Vicentico o Los Auténticos Decadentes, mucho menos. La fiesta puede más que el clima.
Cuando la música se apaga, el retorno a casa va acompañado de la pesadez de saber que al otro empieza la semana. Lo reconfortante es lo que se dejó atrás: 238.104 paquetes de comida reunidos para donar a los sectores más necesitados. Pero la “Torre del Hambre Cero” requiere 875 mil ladrillos, así que para seguir construyéndola se puede ingresar a www.porloschicos.com o www.redsolidaria.org.ar.
Son pocas las veces en que un “ladrillo” en un recital de rock simboliza un plato lleno para los que menos tienen, y no estaría nada mal que se diera más seguido.

Foto: pagina12.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y vos qué creés?