lunes, 20 de septiembre de 2010

Suede volvió sin dar explicaciones

por Santiago Pérez Chiconi
En medio de un halo de misterio y poca información, Suede, una de las bandas más importantes que dejó la movida del britpop, inició una gira de reunión con fechas en Europa, a siete años de su disolución. La banda liderada por el vocalista Brett Anderson dio abrió su tour hace seis meses en el Ritz de Manchester y la serie de shows continuó el mes pasado en Dinamarca y Noruega. No obstante, el retorno de la banda vino acompañado de muy pocas precisiones acerca de los alcances de esta nueva etapa y de si planean grabar material nuevo. La página oficial de estos creadores de canciones fundamentales de los '90 -como "The Beautiful Ones" y "Animal Nitrate"- evita dar mayores detalles del regreso y sólo informa sobre los recitales pautados para noviembre y diciembre en Barcelona, Paris, Amsterdam y Londres, entre otras ciudades del Viejo Continente.

La alineación de Suede es la misma que la del período 1996-2001, con Richard Oakes en la guitarra. Algo que en parte sorprende ya que Anderson se había reconciliado con el primer guitarrista del grupo, Bernard Butler, con quien, además, formó la banda The Tears durante la inactividad de Suede.
En los pocos shows que realizó este año, la banda basó su lista de canciones en el material de sus tres primeros discos, volviendo a interpretar gemas como "The Drowners", "Trash", "So Young" y "Everything Will Flow". En paralelo a su trabajo con Suede, Anderson también viene realizando presentaciones solistas tras la edición de su tercer cd, "Slow Attack", en noviembre del año pasado. En sus últimos contactos con la prensa exigió que no se le formulen preguntas sobre Suede, lo que añade más misterio a la situación.
Con influencias del rock glamoroso del primer David Bowie y la sensibilidad de The Smiths, Suede fue -antes que Oasis y Blur- la primera banda de la nueva ola británica que atrajo el reconocimiento de la crítica, cuando aún no se había constituído la corriente del britpop. Lo hizo a través del álbum homónimo que editó en 1993 y que marcó su bautismo discográfico. Al año siguiente, Butler abandonó el grupo en medio de la grabación de “Dog Man Star”, como consecuencia de un choque de egos con el cantante. A causa de este episodio el ascenso de la banda se vio interrumpido, hasta que en 1996 Anderson pudo reimpulsar al grupo con la edición de "Coming Up". Pero hasta ahí llegó la recuperación, ya que “Head Music” (1999) y "A New Morning” (2002) dieron muestras de un agotamiento creativo, que llevó a Anderson a anunciar la disolución de Suede en 2003.
Las constantes tensiones internas de la banda interrumpieron el normal desarrollo de su carrera y quizás la ausencia de un contundente hit para las radios fue lo que impidió a esta talentosa agrupación trascender más allá del Reino Unido en términos de popularidad. Pero ahora Anderson vuelve una vez más por la revancha, con la idea fija de impedir que Suede quede en el arcón de los recuerdos.

Foto 1: notedetengas.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y vos qué creés?