martes, 18 de octubre de 2011

Charly: "Yo miro a la gente y también digo 'uy ¿estará bien?'"

por Pablo Sieira
Con ese humor, ácido y despreocupado, Charly García replicó los comentarios sobre su recuperación en curso. "Estamos como podemos. También como queremos. Un poquito de las dos cosas", simplificó. En un magistral mano a mano con su amigo Juan Carlos Badía, García dijo estar "bien" y "casi liberado", "cantando bien" y "rápido de la cabeza". Y con esa rapidez de la que se mostró orgulloso, se le animó a todos los temas que el conductor del programa Mi noche favorita le puso sobre la mesa: los tres shows que tiene previstos para fin de mes, el amor, el dinero y la relación con su hijo Migue.

"El mejor Charly García espero que venga este año", lanzó el eximio pianista y compositor, con el entusiasmo brillando en la mirada, un poco ansioso por ver si ese Charly vendrá en los recitales que tiene previstos para el 27 y 29 de octubre y el 1 de noviembre. Los tres recitales tendrán un repertorio diferente, bajo los títulos de La vanguardia es así, Detrás de las paredes y El ángel vigía, respectivamente.
La banda ensaya cinco horas por día, según contó su líder. "Somos 11, con las cuerdas y el bandoneón de (Fernando) Samalea. Estamos todos entusiasmados: los chilenos que tocan rock&roll, (Carlos) el negro García  López, Fabián Quintiero. Combina muy bien todo el sonido." Y con la picardía que nunca lo dejó, agregó: "Te diría que es mejor que la Elecrtic Light Orchestra".
Charly anticipó que uno de los temas inéditos en esa maratón de recitales podría ser La medicina del amor, y dio pie a que le preguntaran cómo anda en esa materia. "De amor ando muy bien, contestó. "Ando armonizado con el amor, tengo una novia a la que quiero mucho, a la que protejo y a la que venero. Y ella realmente es una gran compañera, a pesar de la diferencia de edad de la que siempre hay alguno que se queja". La pregunta obligada fue "¿quién se queja?" y la respuesta fue rápida y con sonrisa mediante: "Y... quién se queja... el que se queda afuera".
Recordando su reciente aparición con Fito Páez en el Gran Rex, aprovechó para hablar del rosarino, con la autoridad que sólo tienen los mejores amigos. "Me encantó estar con él, porque yo pienso que Fito es un hombre serio, pero que está loco". Para Charly, Páez "hace sus cosas con seriedad pero sus cosas son locuras, como plantarse en el Gran Rex con un piano y chau, casi sin luces, o como hacer películas", porque "es  un tipo que puede cambiar en un mes su forma de pensar, pero siempre piensa". Y agregó: "Yo entendí esa famosa frase del asco (que le provocaba la "mitad de la Ciudad de Buenos Aires" tras la elección de Mauricio Macri) como una metáfora que nos dice que muchas veces votamos por 'ascos' y me pareció... una cosa de Fito. Pero Fito es políticamente correcto. Yo soy éticamente correcto. Políticamente soy más o menos".
Sobre la relación con su hijo, Charly reconoció que tienen "algunos problemas" pero que "espera que se solucionen". Y al hablar de dinero, dijo (no sin cierta ambigüedad) que "antes pasaba de largo, tan rápido que no lo veía", pero que ahora está "mejor" en esos asuntos. "Hoy parece que tu éxito es el dinero que tenés o las entradas que vendes. Hay mucha gente que se aprovecha de la pobre música, que es un arte muy lindo y muy blasámico, solamente para hacer dinero".
"Estoy contento con este Charly, porque estoy con vos. Estoy bien, rápido de la cabeza". Y si Charly lo dice, say no more.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y vos qué creés?