martes, 15 de marzo de 2011

Sublime pega la vuelta

por Santiago Pérez Chiconi
La banda que quizás mejor conjugó el ska y el punk, Sublime, anunció oficialmente su regreso un disco nuevo que se encuentran grabando en estos momentos, el primero desde 1996, año en el que la banda debió finalizar su carrera abruptamente a causa de la muerte de su cantante, guitarrista y compositor, Bradley Novell. El grupo californiano confirmó además una gira mundial para celebrar su retorno, que incluye un show en Argentina, el próximo 11 de mayo en el microestadio de Argentinos Juniors.

El regreso del trío quizás enojará a algunos fans que no comparten la idea de que Sublime vuelva a la actividad sin su alma máter, pero muchos festejarán la posibilidad de ver en vivo nuevamente
sobre un escenario a la legendaria agrupación. Con la presencia de los históricos laderos de Novell, el bajista Eric Wilson y el baterista Bud Gaugh, la banda se reagrupó bajo el nombre Sublime With Rome, que hace alusión al nuevo cantante y violero Rome Ramírez, un joven de 22 años que los miembros originales reclutaron en 2009 y con quien ya realizaron un puñado de shows el año pasado.
En esos pocos recitales brindados, Ramírez dio muestras de estar a la altura de las circunstancias y, con una voz similar a la de Novell aunque sin su magnetismo escénico, demostró aptitudes para reemplazar lo mejor posible a alguien irremplazable.
La banda está grabando el nuevo material en la ciudad de El Paso, Texas, junto al productor Paul Leary, el mismo con quien Sublime trabajó en su último y homónimo disco de 1996. “Todo ha resultado asombroso en el estudio. La música está funcionando de forma genial y no vemos la hora de que los fans puedan escucharla”, comentó Ramírez días atrás a publicaciones estadounidenses.
Sublime se disolvió de manera traumática luego de que una calurosa mañana de mayo de 1996 Novell fuera encontrado sin vida en una habitación de un hotel californiano. Tenía 28 años y sólo habían pasado 11 meses desde su casamiento y el nacimiento de su hijo. La noche anterior había brindado un show completamente drogado y la autopsia confirmó que “el gordo Brad”, como lo llamaban sus fans, falleció por sobredosis de heroína.
Dos meses después del lamentable acontecimiento, salió a la venta el tercer álbum que Sublime había justo terminado de grabar, y que desató un descomunal éxito gracias a canciones inolvidables como “What I Got” y “Santería”, que nunca llegaron a ser interpretadas en vivo. La banda hasta ese momento gozaba de un moderado éxito y finalmente Novell nunca pudo ser testigo de cómo el grupito que había creado en 1988 terminó vendiendo más de 17 millones de discos.
Los 15 años de inactividad no hicieron más que alimentar las expectativas sobre el regreso de los californianos a los escenarios y luego de la edición de infinitas recopilaciones de grandes éxitos y rarezas, los compañeros del malogrado vocalista decidieron retornar para calmar la ansiedad de miles de fanáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y vos qué creés?