viernes, 25 de marzo de 2011

"Different Gear, Still Speeding”, el debut de Beady Eye

por Santiago Pérez Chiconi
Momentos bien logrados combinados con un puñado de canciones fallidas conviven en “Different Gear, Still Speeding” el début de Beady Eye, la banda que mantuvo Liam Gallagher con sus ex compañeros de Oasis, tras el portazo de su hermano Noel. Ante el complicado desafío de concebir un álbum sin la guía del Gallagher mayor, Liam logró salvar la ropa y presentar un trabajo más que digno, no muy por debajo del nivel de las últimas placas de Oasis, aunque perdería por goleada si se lo compara con lo mejor que produjo su ex banda a mediados de los noventa.

Secundado en la composición de los temas por el guitarrista Gem Archer y el bajista Andy Bell, Liam dio forma a una buena y algo despareja colección de canciones rockeras, con momentos psicodélicos y alguna de esas baladas que nunca faltan.
Con un marcado anclaje en el rock británico de los sesenta, principalmente en los Beartles, pero también con referencias a los Stones, Kinks y The Who, -característica que se hallaba en Oasis, pero ahora mucho más evidente y trasladada de lleno a la imagen y el vestuario de la banda- Beady Eye ofrece un material en su mayor parte entretenido, pero con algunas despistes que no hubieran sucedido de haber estado Noel.
El disco se inicia, como debía serlo, con un rock potente y directo, “Four Letter Word”, donde la voz de Liam bien al frente se entremezcla con un riff de sintetizador, hasta llegar a un final a pura guitarra. La intro blusera-country de “Millionaire” dan forma a otra buena canción, que recientemente fue escogida como segundo corte de difusión del álbum.
“The Roller”, primer single de “Different Gear, Still Speeding”, recibió un tratamiento sónico en voz y batería que innecesariamente la transformó en una copia del “Instant Karma” de John Lennon. La versión en vivo, desprovista de ese sonido que la asemeja a la obra del ex Beatle, le hace ganar varios puntos a la canción.
El álbum ingresa en una meseta con el rockito de predominante piano de “Beatles & Stones”, que no es más que un capricho de Liam para machacar con la temática del rock sesentista. A continuación, “Wind Up Dream” y su armónica no ayudan demasiado a levantar el nivel y termina dando forma a uno de los temas más intrascendentes de la placa.
Este bloque de canciones que Noel hubiera vetado en un disco de Oasis se cierra con otro rock de piano machacante, “Bring The Light", mezcla del “Great Balls On Fire” de Jerry Lee Lewis y “Let’s Spend The Night Togheter” de los Stones. Se trata de un tema muy en la línea de la mencionada “Beatles & Stones”, por lo que lo más lógico hubiera sido sacar una de las dos del disco y utilizarla para rellenar un simple.
La caída del disco comienza a revertirse con la acústica “For Anyone”, una de las mejores canciones del álbum, que recuerda a “Songbird” pero más luminosa. Sigue la balada “Kill For A Dream”, que está a la
altura de otras de los últimos trabajos de Oasis, como “Let There Be Love” o “Little By Little”.
El desparpajo de “Standing On The Edge Of The Noise”, con un Liam que parece cantar a través de un megáfono, saca un aprobado. Y luego llega otro punto alto del disco en la hermosa “Wigwan”, que contiene un inusual solo de batería que divide la canción en dos partes bien diferenciadas. “The Beats Goes On”, es un mid tempo redondito que puede ser la favorita de varios, lo mismo que la abrasiva “Morning Son”, donde se destaca su agradable intro de guitarra acústica que luego se funde en una pared instrumental acompañada de efectos psicodélicos que ratifican la correcta producción a lo largo del álbum y redondea un excelente cierre para “Different Gear, Still Speeding”.
Dependiendo el país, algunas ediciones del cd traen como bonus tracks el cover de “Sons Of The Stage” (la original pertenece a la desaparecida banda inglesa de principios de los noventa Worl Of Twist) y la acústica “World Outside My Room”.
Con un buen disco bajo el brazo, Beady Eye pasará todo este año girando por Europa y participando además de varios festivales, manteniendo entretenido a los fans de Oasis, hasta que dentro de un tiempo se produzca la reunión con su hermano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y vos qué creés?